Caravaca de la Cruz

Ciudad monumental, hermosa y santa. Monumental y hermosa por su barrio medieval, por su ayuntamiento barroco, por su renacentista iglesia del Salvador con su magnífica Dolorosa de Salzillo, por su iglesia de la Soledad, del siglo XVI y que hoy alberga al Museo Arqueológico y por tantos otros edificios históricos.Caravaca es Santa -como Jerusalen, Roma o Santiago- por decisión de Roma, que concedió el año santo a perpetuidad en torno a la Santísima y Vera Cruz. Esto supone la celebración de una año jubilar cada siete, algo que sucede precisamente este año 2003.La cruz de Caravaca se guarda en su santuario, ubicado dentro del recinto amurallado del antiguo castillo que domina la ciudad. Sorprende su espectacular fachada barroca realizada en mármol rojo de Cehegín. En el interior hay dos museos: el de Arte Sacro y el Etnográfico. Este último exhibe los mantos empleados en otro de los grandes atractivos caravaqueños, la fiesta de los Caballos del Vino.

Cada dos de mayo, se recuerda cuando el castillo estaba sitiado por los musulmanes y los caballeros templarios salieron de él en busca de agua. No la encontraron, pero sí consiguieron vino y con él lograron volver al castillo y salvar a los sitiados. Por eso hoy, hermosos caballos adornadados con deslumbrantes mantos bordados compiten por subir al castillo a la mayor velocidad posible. Es la culminación de una de las fiestas más espectaculares y hermosas de la península ibérica.

En los alrededores hay mucho para ver y disfrutar. El paraje de las Fuentes de Marqués cuenta con distintos nacimientos de agua, el Torreón de los Templarios, un Albergue Juvenil y un Centro de Interpretación. Además se puede practicar montañismo, senderismo, equitación y cicloturismo en las sierra del Gavilán y de Mojantes, en el cañón del río Argos, así como en el Nevazo-Peña Rubia-El Buitre.

 caravaca

Más información sobre Caravaca

Ayuntamiento de Caravaca